Plazo fijo: cuánta plata podés ganar si invertís $100.000

El Banco Central subió la tasa de interés de los plazos fijos, que ahora pasan a pagar 48% anual. Cuál es el rendimiento que se ganará en mayo.

 

 

 

Los recientes datos oficiales de inflación de abril llevaron al Banco Central a realizar una nueva suba de las tasas de interés que pagan los plazos fijos tradicionales, un hecho que plantea entre los ahorristas el interrogante respecto a cuánta mayor cobertura les brindará en pesos para no salir perdiendo frente el incremento de precios.

En concreto, los rendimientos de los depósitos a un mínimo de 30 días ahora subieron al 48% de tasa nominal anual (TNA), lo que representa un incremento de 200 puntos básicos respecto al 46% previo, que fue determinado hace un mes atrás.

En resumen, el plazo fijo tradicional ahora paga 4% mensual, una cifra que todavía sigue quedando distante del índice de Precios al Consumidor (IPC), difundido por el Indec el jueves, cuyo aumento fue de 6% en abril.

De esta manera, para tomar un ejemplo, el ahorrista que coloque $100.000 a 30 días de plazo, está obteniendo con estas nuevas tasas de plazo fijo una ganancia en ese período de $4.000.

La apuesta del Banco Central con esta nueva suba de tasas de interés, que es la quinta en todo el año, es incentivar al ahorrista a volcarse a las colocaciones bancarias para ganarle a la «inflación que viene». Es decir, a comparar el rendimiento frente a los datos que arrojará mayo, y no a los datos registrados el mes pasado.

 

Tasa de interés plazo fijo: ¿Le ganará a inflación de mayo?

 

Es que de acuerdo al último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), publicado por el BCRA a inicios del corriente mes, se sostiene que los economistas esperan una inflación de 4,4% para mayo.

Una cifra que se acerca a la Tasa Efectiva Anual (TEA), que es la referencia que mide cuál es rendimiento real que se obtiene con una colocación de un plazo fijo durante todo un año, si se renueva en cada mes el capital inicial invertido más los intereses que brinda.

En resumen, la nueva TEA establecida indica que la ganancia en estas colocaciones puede alcanzar 60,1% anual. Por ende, se obtiene en el desglose mensual un 5%.

Ahora bien, si se analizan los pronósticos de inflación de los economistas para los meses siguientes, se espera una desaceleración de los precios. De esta manera, los analistas aguardan números de 4,2% para junio y 3,9% para julio.

Por lo tanto, si ocurre ese escenario previsto por los expertos, el plazo fijo, en su nivel actual de tasa de interés, comenzaría a ganarle a la inflación.

 

Plazo fijo UVA vs. plazo fijo tradicional

 

Por el lado del plazo fijo UVA, que es el que ajusta en base a la inflación (índice CER) más 1% de premio, para lo inmediato sigue luciendo como la mejor alternativa de ahorro, debido a los mayores pronósticos alcistas para los precios de la economía.

Si se tiene en cuenta que estas colocaciones UVA toman como referencia los últimos 45 días de inflación, los ahorristas estarán captando niveles de tasa mensual del 6%.

Y los pronósticos de inflación de 4,4% para mayo y 4,2% para junio, pueden darle en el consolidado un rendimiento acumulado mayor al de los plazos fijos tradicionales.

El único aspecto que juega «en contra» del plazo fijo UVA es que, para pagar ese nivel de tasa, requiere tener encajados los fondos durante un mínimo de 90 días.

En caso de seleccionar esta apuesta trimestral, y cumplirse los pronósticos de inflación en ese período, el ahorrista podría obtener alrededor de 3 puntos porcentuales adicionales respecto a aquellos que colocarán un plazo fijo tradicional por los próximos 90 días.

 

Dólar o plazo fijo: la mejor inversión, entre las peores

 

Más allá que hoy un plazo fijo está pagando un porcentaje menor respecto al ascenso de los precios de la economía, que en marzo fue de 6,7% y en abril de 6%, igual se ha transformado en la inversión más «rendidora» para los ahorristas frente al dólar, los activos bursátiles y las criptomonedas.

Es que si se analiza el incremento del precio del dólar oficial «solidario», que es el que se puede comprar en bancos y casas de cambio, en todo 2022 ascendió 13,7%. Un nivel inferior al acumulado cercano al 16% de las colocaciones tradicionales.

En tanto, el índice Merval de Buenos Aires, de las acciones líderes argentinas, suma en todo el corriente año un alza de apenas 1% en pesos.