31 octubre, 2020

“Si nos dicen correntino, nos dicen, chamamé”, afirmó Gustavo Miqueri del grupo Trébol de Ases

      AUDIO - GUSTAVO SALVADOR MIQUERI - PUNTO DE PARTIDA

 

 

 

En diálogo con Punto de Partida por FM Litoral, Gustavo Miqueri, cantante, autor y compositor, integrante del grupo chamamecero correntino, Trébol de Ases, indicó que “son tiempos difíciles para los artistas porque viven del espectáculo con la participación de la gente y lógicamente los riesgos son difíciles de amainar. Tenemos que trabajar a través de las redes y el espacio que tenga para llegar a la gente. Nuestro disco salió en tiempo de pandemia y no hemos podido salir como quisiéramos para hacerlo conocer”.

 

 

Gustavo Miqueri, es hijo del recordado chamamecero, Salvador Miqueri, cantautor, guitarrista y compositor chamamecero correntino, considerado como uno de los pioneros de la música litoraleña argentina. Durante su juventud, don Miqueri, formó parte de recordados grupos musicales como el “Trío Pasionaria”, el “Dúo Vera-Lucero” y el “Trío Cocomarola”, acompañando a otro grande de la música chamamecera, como Mario del Tránsito Cocomarola. A finales de la década del ’90, fundó junto a Avelino Flores y Antonio Niz, el grupo “Trébol de Ases”, agrupación por la cual pasaron numerosos artistas y de la cual Miqueri fuera miembro casi permanente. Durante un prolongado tiempo, se dio a conocer con el seudónimo de Argentino Lucero, debido a sus actividades como docente en paralelo a la música.

 

Gustavo, al recordar la figura de su padre, dijo que en su hogar sonaba constantemente el chamamé. “Es algo que uno trae de los genes de sus padres. Te gusta porque parecería que ahí estas palpando tus orígenes y queres compartir esa música que es el chamamé con amigos y familiares”.

 

El talentoso chamamecero con más de 40 años de trayectoria, recordó sus inicios artísticos de la mano de su padre, Salvador, al detallar que cuando se reinserta el dúo Vera – Lucero, a fines de la década de los `70 y principios de los años `80, a través del trabajo Mi última Flor, su padre lo convoca a cantar y también en el trabajo Peña y Amigo. “Luego, en el disco Solo Rumores ya vocalice todo el disco con el viejo acompañado de Rudy Flores en guitarra, Mini Flores en acordeón, Avelino Flores en bandoneón, Salvador Miqueri en primera voz y Gustavo Miqueri en primera, casi un seleccionado mundial del chamamé metido en ese grupo.

 

Lo recuerdo con mucho afecto a ese disco porque fue el trampolín del éxito obtenido que nos dio fuerza para seguir peleándola ya que el chamamé atravesó épocas difíciles en su vida. A mí me tocó la época más embromada porque no me tocó siquiera la década del ‘50 o del ‘60 donde el chamamé era escuchado por la gente correntina de la campiña en general, donde se pagaba por escuchar y te dedicabas exclusivamente a tocar. A mí me agarra la época de la importación de la década del ‘80 donde se inundó el mercado de música extranjera extremadamente barata. Parece que a los jóvenes lo ponía en un nivel superior escuchar ese tipo de música. Nos era muy difícil competir contra esa música pero igual seguimos peleándole con otros trabajos. En forma paralela hice mi carrera de solista donde grabé tres trabajos muy conocidos como En la otra Mano que la gente lo conoce como El Cintillo. Cuando papá fallece tenía otro dos discos a salir y me hice cargo del grupo Trébol de Ases que era el grupo que él manejaba y ya hemos editado tres discos, y cuando esto mejore saldrá el cuarto”.

 

Para Miqueri, el chamamé es “como el Documento Nacional de Identidad (DNI), es una forma de existencia, desde antes de nacer lo venimos escuchando, si nos dicen correntino, nos dicen, chamamé. Es una forma de vida, de hablar y de proceder. Es una bella cruz que tenemos en la frente los correntinos y que debemos seguir guardando y defendiéndolo. Lamentablemente mucha gente en el afán de ser reformista de la melodía va incursionando en cosas muy difícil de mostrar al mundo como cultura nuestra. Si al chamamé lo sacas del contexto tan genuino que tiene pierde su esencia y pasa ser un género más”.

 

 

 

 

 

 

 

WhatsApp chat