FM LITORAL
Entrevistas

Docentes crearon un proyecto educativo radial para acercarse a los alumnos en época de pandemia

En diálogo con Punto de Partida por FM Litoral, las docentes de la Escuela Nº 1 Gregoria Matorras de San Martín de Villa Paranacito, departamento Islas, Romina Molina y Stella Concepción, hablaron sobre el proyecto educativo denominado “Isla del Ibicuento”.

 

 

 

 

“Nosotros tenemos un proyecto radial que se llama Isla del Ibicuento que surge en este contexto de pandemia y de aislamiento como otra forma de acercamiento a nuestros alumnos y familia. También como una herramienta auxiliar que nos permita enriquecer nuestras prácticas. Nosotros somos de Villa Parancito, del departamento Islas del Ibicuy, y tenemos una geografía muy particular en una zona de Islas donde se siente aún más el aislamiento. Muchas de las escuelas se encuentran en los arroyos donde la única forma de llegar es a través de las lanchas de las escuelas. El tema de la conectividad ha sido para todo un problema y más en esta zona”, afirmó Romina, una de las impulsoras de la idea, quien además agregó que “no estamos trabajando desde la virtualidad porque trabajar desde la virtualidad sería que cada alumno trabaje desde su casa con una computadora con una muy buena conexión sino que trabajamos a distancia como se puede. Entonces pensamos radio tienen todos en su casa y dijimos vamos hacer un programa sin pensarlo”.

 

Por su parte, Stella, dijo sentir una satisfacción impresionante. “Mis colegas han aceptado este proyecto para trabajar integralmente tanto los docentes de las áreas especiales como las maestras de grado. La verdad que es una experiencia impresionante. Además quiero destacar la generosidad de Romina invitados a participar y contar con el apoyo del equipo directivo que le ha dado el visto bueno a la iniciativa”.
Isla del Ibicuento trabaja sobre cuentos tradicionales y leyendas populares. Hasta el momento se han grabado tres cuentos de Hansel y Gretel del Bosque, La Solapa y El Naranjón. “Regionalizamos los cuentos. Cuando lo escuchen se van a dar cuenta que los regionalizamos y van a escuchar los sonidos de nuestro lugar, donde transmitimos nuestra cultura, nuestra idiosincracia. Y todos los cuentos tienen final feliz. Hicimos por ejemplo Hansel y Gretel del monte donde la bruja no es mala sino que es una abuelita; también hicimos La Solapa que es un hada de la siesta que protege del peligro del monte a los niños que no quieren dormir. Entonces la idea de regionalizar es transmitir nuestra identidad, y que los cuentos tienen finales lindo”, apuntó Romina.

 

“En estos cuentos regionalizados los chicos ven elementos propios de la fauna y la flora de donde están, y los entretienen un montón. Apostamos mucho a este proyecto donde tenemos la participación de docentes de diferentes áreas que aportan los condimentos necesarios para poder llegar a la mayoría de los chicos”, explicó Stella para destacar el aporte del músico Hugo Mena. “A mí me encanta porque se hacen maravillas con los aportes que hacen los profesores como el caso de Hugo que es un parte central al agregar los sonidos propios de esta zona que hace que los cuentos tenga un condimento especial. Y aparte lo complementamos como en El Naranjón donde participan alumnos con recetas y entrevistas”.

 

Las docentes del departamento Islas, al describir las escuelas de esa parte pintoresca del delta entrerriano, señalaron: “El trabajo de la docencia aquí es muy sacrificado. Nuestra escuela está ubicada en la parte urbana. Después hay muchas escuelas que se encuentran distribuidas en los arroyos, donde son por lo general escuelas plurigrados donde el directivo es a su vez el docente, o con un número de personal reducido y con muy pocos chicos. El acceso es únicamente por lancha y es el punto de encuentro de la familia. A veces los maestros es lo más que viajan que lo que están en la escuela, inclusive los docentes deben quedarse en las escuelas”.

 

“Este proyecto ha estrechado lazos con los compañeros de trabajo donde me ha permitido encontrar gente con quienes tenemos muchas cosas en común que permitirá seguir trabajando después que pase todo esto. Estos lazos que ahora estamos formando van a ser muy duraderos, y me siento muy contenta de trabajar en la Escuela Nº 1 donde hay excelentes docentes, y grandes personas”, expresó Stella.

 

Por su parte, Romina, al reflexionar sobre el aislamiento social, comentó que “cuando esto empezó estábamos todos desesperados, sentíamos angustia, y creo que la formula está en no bajar los brazos y trabajar en equipo. Lo fundamental es tirar todos para el mismo lado, y animarse hacer cosas. En la escuela sé que en estos momentos hay muchos proyectos porque hay docentes muy creativos y capaces. También quiero felicitar a los alumnos de la escuela Nº 1 por el esfuerzo que viene realizando y también a la familia que sin su apoyo sería imposible llevar adelante llevar a cabo esta tarea de ayudar a distancia”.

 

 

 

 

 

Click to Hide Advanced Floating Content
WhatsApp chat