«Maravilla» Martínez seguirá boxeando

El mediano bonaerense Sergio Gabriel «Maravilla» Martínez salió al cruce de las versiones que lo daban a punto de colgar los guantes de forma definitiva y desde Madrid anunció que subirá al ring en octubre próximo: «En un par de semanas tendré novedades más concretas».

En diálogo con Télam, el ex campeón mundial superwelter y mediano se expresó entusiasmado por la posibilidad de hacer efectiva su quinta pelea desde que regresó después de más de seis años de inactividad.

En junio de 2014 había sido noqueado por el puertorriqueño Miguel Coto y una vez que dio con los tratamientos adecuados para solucionar sus problemas crónicos de las rodillas se propuso volver al boxeo en general y a buscar una chance de campeonato del mundo en particular.

En ese contexto derrotó al español José Miguel Fandiño en agosto de 2020, al finés Jussi Koivula en diciembre de ese mismo año y a los británicos Brian Rosa en septiembre de 2021 y McGowan en enero de 2022.

Su meteórico ascenso en el escalafón de la Asociación Mundial de Boxeo perfiló a Maravilla como retador de Ryota Murata, pero cuando el nipón fue noqueado por el kazajo Gennady Golovkin, todo pareció venirse abajo.

«Ya no puedo hacer nada por Sergio. Lo suyo era posible cuando se reactivó el boxeo en pandemia, pero ahora no, murió esa posibilidad», advirtió el venezolano Gilberto Mendoza.

Lejos de darse por vencido, Martínez se entrena diariamente en Madrid, subraya una de sus muletillas preferidas («Soy un boxeador que además hace otras cosas») y ofrece las precisiones que siente pertinente ofrecer: «Me entreno desde el 11 de julio después de volver de la Argentina y tomarme unos días de vacaciones».

«No quiero ponerme misterioso, en las próximas semanas tendré la confirmación de plaza, fecha y rival, pero en octubre me verán otra vez arriba del cuadrilátero», refirió el singular boxeador quilmeño y de inmediato se explayó acerca de su reciente experiencia como actor protagónico de la película «Búfalo».

En ese sentido, narró que se trató de «una experiencia realmente espectacular. Una producción no tan pequeña que me exigió mucho físicamente. Fue durísimo trabajar, durísimo grabar, porque hice la vida de un luchador de artes marciales mixtas. Es un deporte que si bien tiene golpes de puño y nocaut, nada tiene que ver con el boxeo, pero la fortaleza que tiene la gente que compite es enorme».

«Esos tipos son la gente más fuerte que conocí en mi vida. Por lejos, eh. A nivel emocional me costó. La historia de un luchador que cae a la cárcel y cuando sale comienzo la verdadera historia de amor. Una linda historia: él lucha por recuperar el amor de su hijo. Anduve dos meses en un galpón con un pequeño shorcito de competencia, con temperaturas bajo cero, tres, cuatro y hasta cinco grados bajo cero en las ciudades de 25 de Mayo, Azul y Bolívar. ¡Casi me muero de frío! No me quejo, porque sé que en esas experiencias uno aprende y saca nuevos recursos», abundó.

«Pero, claro, jamás dejé de ser un boxeador. Tengo un manager nuevo, firmé un nuevo contrato y en octubre subiré al ring a alimentar un sueño del que no me he apartado», concluyó Martínez, de 47 años y un récord de 55-3-2 con 30 definiciones antes del límite.

«Maravilla» Martínez prepara su próximo desafío en el ring en la víspera de los 10 años del momento cumbre de su carrera, cuando le ganó al mexicano Julio César Chávez Jr. por puntos, en fallo unánime, y obtuvo el título de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el 15 de septiembre de 2012 en el Thomas & Mack Center de Las Vegas.

Fuente de imagen: Paraná Deportes