Fraudes virtuales: «los delincuentes se superan día a día»

 

 

El aumento de los fraudes virtuales es un fenómeno mundial que va en paralelo al avance de la tecnología, en Buen Día Litoral el Licenciado Daniel Giosa, experto en Informática dio cuenta del ardid delictivo que puede sucederle a cualquier persona ya que “estos delincuentes se superan día a día”

“En muchos casos la necesidad nos lleva a caer en la estafa”, resaltó el licenciado a la vez que lamentó que “la legislación no proteja a los usuarios”

Hay que tener en cuenta varios tips básicos para no caer en manos de los malhechores, “primero saber con quién hablamos, que decimos, no pasar foto de tarjeta de crédito tampoco los pin, siempre tener a alguien de confianza para consultar”. Los delincuentes te van a preguntar muchos datos y en ese sentido tenemos que ser muy precavidos.

 

Cuidado con las estafas virtuales: denuncian una cuenta falsa de Bancor -  ElDoce.tv

 

 

Las denuncias por ciberfraudes aumentaron casi un 200% durante el primer trimestre de 2022 en comparación con el mismo período de 2021, según un informe presentado por el Observatorio de Cibercrimen y Evidencia Digital en Investigaciones Criminales de la Universidad Austral (OCEDIC).

De acuerdo con el trabajo, en la Argentina se registran en promedio 4.800 fraudes por mes en sus diferentes modalidades. Principalmente, mediante estafas en WhatsApp, phishing, usurpación de identidad y cuento del tío. La realidad es que el dinero que se maneja es de alto valor, supera aproximadamente el millón y medio de pesos mensuales.

El aumento de los fraudes virtuales es un fenómeno mundial que va en paralelo al avance de la tecnología, que creció exponencialmente durante la pandemia, y nuestro país no es la excepción.

 

Organizaciones de ciberdelincuentes

Desde el Observatorio indicaron que a partir de investigaciones judiciales, y luego de desarticular varias bandas delictivas, se pudo determinar que generalmente los individuos que cometen estas operaciones “actúan como organizaciones integradas por tres o cuatro personas que lideran la maniobra, diseminados por diferentes provincias”.

A su vez, estas bandas “utilizan a los llamados ‘muleros’ como colaboradores para recibir y mover el dinero recibido, quienes también se encuentran dispersos en diferentes puntos de todo el país” y a veces en otros países.