Exjugador de Boca y River seguirá preso hasta el año 2033

Jonathan Fabbro, exjugador de Boca y River, está detenido desde 2019 por violar a su ahijada, que era menor de edad. La Justicia le agravó la pena dos años más.

La Justicia agravó este lunes la pena contra el exfutbolista de Boca y River Jonathan Fabbro, detenido en 2019 por abuso sexual, y le impuso dos años más en prisión: seguirá preso hasta fines del año 2033.

Fuentes judiciales confirmaron que se agravó la pena para Fabbro. Detallaron que el Tribunal Oral Criminal N°17 determinó extender a 16 años la condena contra el ex deportista paraguayo. La sentencia era inicialmente de 14 años. El exjugador mediocampista había sido acusado de violar a su ahijada menor de edad, desde sus 6 años hasta los 12.

En este sentido, según explicaron fuentes del caso, si bien la defensa de Fabbro podrá pedir algún beneficio como salidas transitorias a lo largo de su condena, no creen que sean viables por dos motivos. En primer lugar porque estos beneficios están vedados para agresores sexuales. Pero además por la conducta carcelaria del ex futbolista. «Tiene 6 sanciones disciplinarias en lo que lleva detenido y cualquier beneficio siempre es contingente a la buena conducta que en este caso está completamente ausente», detallaron fuentes judiciales.

La nueva condena ocurre a poco más de tres años de la primera sentencia, dictada a fines de agosto de 2019. En ese entonces fueron cinco jornadas de juicio a puertas cerradas, para preservar la identidad de la niña y por pedido de Fabbro, que intentó mantenerse en las sombras durante todo el proceso.

El ex futbolista decidió dar sus últimas palabras a puertas cerradas y, una vez más, negó los hechos. Tampoco quiso estar presente cuando leyeron el fallo, ya que estuvo en un cuarto contiguo. Su madre, sus hermanos y su pareja, Larissa Riquelme, tampoco quisieron estar en la sala.

Cómo se dio la detención: La niña reveló los abusos en 2017, cuando apenas tenía 11. Mostró chats y contó distintas situaciones que terminaron convirtiéndose en una prueba contundente. El 4 de diciembre de ese año, la Justicia emitió una orden de captura internacional para el jugador. En ese momento, Fabbro estaba jugando para el Lobos BUAP de Puebla, en México. Recién en el mes de mayo de 2018 fue extraditado: desde entonces está preso.

Fuente: Ovación de Diario UNO