El caso Loan y las políticas para encontrar a los chicos perdidos: 1.777 niños y adolescentes son buscados en todo el país

Son datos del Registro Nacional de Menores Extraviados que depende del Ministerio de Justicia. Al 31 de marzo de este año, se registraron 687 nuevas búsquedas. Cómo funciona el Sistema Federal de Búsqueda de Personas y una radiografía de un flagelo de enorme actualidad.

 

 

 

“0,90 metros de altura aproximadamente, pesa 26 kilos, tiene tez trigueña, cabello negro y ojos oscuros. Posee una cicatriz en la cabeza, justo donde tiene un remolino”. Esa descripción es la que figura en la publicación del Ministerio de Seguridad que ofrece una recompensa de $5 millones a quien pueda aportar datos sobre Loan Danilo Peña, de 5 años, de quien no se tienen más noticias desde el pasado 13 de junio, tras un almuerzo familiar en 9 de Julio, Corrientes.

El caso – devenido casi en un culebrón trágico – puso sobre el tapete la problemática de la desaparición de niños en Argentina. Su búsqueda se extendió a nivel nacional con la activación de la Alerta Sofía, un sistema de emergencia que funciona bajo la órbita de la cartera de Seguridad de la Nación ante casos de riesgo inminente de un menor desaparecido. Desde que se activó para Loan, el 14 de junio, la Línea 134 de ese programa recibió unos dos centenares de llamados referidos al pequeño. El expediente está bajo secreto de sumario y su carátula es aún “averiguación de delito”. Si bien una de la hipótesis es que podría ser un caso de trata de menores, no hay todavía elementos fundados que la sostengan.

El Ministerio de Seguridad activó la Alerta Sofía por quinta vez, ante la desaparición de LoanEl Ministerio de Seguridad activó la Alerta Sofía por quinta vez, ante la desaparición de Loan

Pero no es el único niño perdido en el país. Con datos a mayo último, hay 1.777 búsquedas de menores en el territorio nacional, según el Registro Nacional de Personas Menores Extraviadas que depende del Ministerio de Justicia de la Nación. Si bien en la página oficial del Registro solo aparecen las cifras hasta 2022, ese número fue brindado por el ex jefe de Gabinete Nicolás Posse en su único informe al Senado que brindó a mediados de ese mes. El Registro fue creado en 2003 por ley y centraliza una base de datos con información de todo el país sobre niños, niñas y adolescentes de quienes se desconoce el paradero, a partir de información que envían las distintas jurisdicciones.

Según los últimos datos disponibles en el sitio web del Registro, en 2022 se activaron 1.935 búsquedas de menores, de las cuales 1.202 eran niñas o adolescentes, 729 eran varones y 4 fueron registrados como transgénero. De ese total, fueron encontrados el 75% (1.447). La mayoría – 48% – tenían entre 13 y 15 años (943 casos), seguida por el 30% que tenía de 16 a 17 (592 adolescentes). En 361 casos, los niños y niñas tenían entre 9 y 12 años.

Infobae le solicitó al Ministerio de Justicia el número de cuántos menores hay extraviados actualmente, con búsquedas activas, pero voceros de esa cartera no pudieron precisar la cifra. “Se están actualizando las estadísticas”, fue la respuesta.

De acuerdo a lo informado por la Jefatura de Gabinete al Senado, en 2023 se llevaron adelante 3.115 búsquedas de menores perdidos y, hasta marzo de 2024, se habían activado 687 nuevas. El informe del ex funcionario aclaró que la cifra de 1.777 menores extraviados que tenía el Registro Nacional de Personas Menores Extraviadas a mayo pasado incluía, también, búsquedas ingresadas con anterioridad al 2022. “La cantidad se modifica diariamente debido a que los datos recibidos incluyen cualquier búsqueda de paradero de niñas, niños y adolescentes ordenada por toda autoridad competente del país que lo informe, aún si la búsqueda finaliza en forma inmediata”, explicó.

El Registro maneja la Línea 142, habilitada las 24 horas para recibir información de menores que estén extraviados. Sin embargo, cuando Infobae llamó a este número no atendía nadie o había una grabación para dejar un mensaje o enviar un fax. Ante la consulta al Ministerio de Justicia – que depende de Mariano Cúneo Libarona – sobre si seguía funcionando, respondieron que se trata de “un problema técnico”. Señalaron que “está funcionando, pero desde CABA está teniendo inconvenientes porque se mezcla con una línea del gobierno de la Ciudad y, a veces, con otra municipal”, y que “en ninguna línea hubo reducción de personal”.

El Sistema Federal de Búsqueda

Cuando se denuncia un menor como desaparecido, interviene el Sistema Federal de Búsqueda de Personas (SIFEBU), que depende del Ministerio de Seguridad. Comenzó a operar en 2011, a partir del caso de la desaparición de María Cash, para unificar esfuerzos entre las distintas fuerzas de seguridad y la Justicia para localizar personas perdidas, sin importar su edad. Coordina su trabajo con Fiscalías y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), y está en contacto con organismos de la sociedad civil como Missing Children.

El SIFEBU también lleva una base de datos de casos y trabaja en contacto con el Registro Nacional de Personas Menores Extraviadas, pero con equipos separados. Fue este Sistema el que activó la Alerta Sofía tras la desaparición de Loan con una recompensa de $5 millones. “Implica una difusión masiva a través de los medios de comunicación cuando puede haber un riesgo inminente para el menor desaparecido. A través del ENACOM, le pedimos a todos los canales de televisión de aire y las radios, que empiecen a difundir la búsqueda de este niño o niña, con la línea 134 para recibir información sobre su posible paradero”, explicó a Infobae la titular del SIFEBU, Leticia Risco.

El aviso con la recompensa de $5 millones para quien aporte datos sobre el paradero de LoanEl aviso con la recompensa de $5 millones para quien aporte datos sobre el paradero de Loan

Risco explicó que, a través del Sistema Federal de Comunicaciones Policiales, “se pueden retransmitir a todas las jurisdicciones del país, a las cuatro fuerzas federales y a todos quienes tengan acceso a este sistema, la información de que hay una persona desaparecida, por ejemplo, en Jujuy. Entonces, si La Pampa o Tierra del Fuego tienen algún tipo de intervención y dan con esta persona, avisan por el Sistema que ahí está la persona que están buscando en Jujuy”.

No obstante, aclaró que como son las provincias las que informan al Sistema Federal de Comunicaciones Policiales de los casos de personas desaparecidas, cuando aparecen, no siempre lo notifican en lo inmediato. “Estamos haciendo todo un trabajo con las distintas jurisdicciones para que actualicen esta información”, señaló. Y citó el caso de Chaco, donde había aparecido el 90% de los casos registrados en el SIFEBU.

Desde 2019 hasta junio de este año, este Sistema – que está bajo la órbita del Ministerio de Seguridad – intervino en 7.130 casos de personas desaparecidas, de las cuales 2.907 (el 41%) eran menores de edad. De esta cifra, 1.850 eran niñas (64%) y 1.053 varones (36%). De los 1.889 menores que fueron localizados a través del SIFEBU, 28 de ellos fueron víctimas de algún delito.

Usualmente la desaparición de niños o de personas adultas no está vinculada con un fenómeno delictivo. De hecho, nosotros tenemos que solo el 1% de personas que aparecen ha sido víctima de un delito. Es decir que no vemos que haya como regla una cuestión criminal detrás de las desapariciones de chicos. En muchos casos, tiene que ver con problemas familiares, de salud mental o de vulnerabilidad social. La Alerta Sofía se activa cuando se sospecha la posibilidad de trata, algún tipo de abuso, o riesgo de vida, señaló Risco. Sin embargo, ante la pregunta de Infobae, Risco señaló que no tenían registrado ningún caso de un menor desaparecido, y luego encontrado, que hubiera sido víctima de trata. Desde el Ministerio de Justicia no dieron precisiones sobre esta misma consulta.

La desaparición de Loan activó la Alerta Sofía por quinta vez. En tres de las cuatro oportunidades anteriores, dos de las niñas y una bebé fueron encontradas. Se trató de Abril Caballé, sustraída en Punta Indio (Provincia de Buenos Aires); de Maia Veloso en la Ciudad de Buenos Aires, y de una bebé recién nacida, en Tartagal (Salta). La única que no apareció fue Guadalupe Celona, en San Luis.

A partir de la repercusión pública que viene teniendo su caso, el Senado trató el jueves pasado un proyecto de la senadora radical Carolina Losada que aumenta la pena para el delito para los que participen en la venta o entrega de menores, hasta 15 años de cárcel. La iniciativa había sido presentada en marzo pero recién obtuvo dictamen la semana pasada. El jueves último se debatió en el recinto, aunque volvió a Comisión para precisar el alcance de un artículo referido a la pena para sus progenitores.

El trabajo de Missing Children

Tanto el SIFEBU como el Registro Nacional de Personas Menores Extraviadas están en contacto con la ONG Missing Children, que viene publicando en su web las fotos de niños, niñas y adolescentes perdidos desde 1999. Hoy hay 68 casos en el sitio, con sus fotos, fecha de desaparición y lugar de residencia hasta haberse extraviado.

Desplazar el botón de la barra inferior hacia la derecha para ver todos los casos

De ese número, 31 menores desaparecieron en la Provincia de Buenos Aires, 10 en la Ciudad de Buenos Aires, 4 en Corrientes y en Mendoza, y 3 en Santa Fe. El resto ocurrieron en las otras provincias, que registran entre 1 y 2 casos de menores extraviados en la base de datos de la ONG.

“Nosotros tenemos parte de las denuncias de los chicos que se pierden en el país. Sabemos que hay muchísimos más a lo largo y ancho que no nos llegan. A veces nos pasa que del Registro nos piden algún dato porque ven que a nosotros nos ha llegado una denuncia y a ellos no”, señaló a Infobae su presidenta, Ana Llobet.

Más de la mitad de los 68 casos de Missing Children son desapariciones ocurridas desde 2022 a la fecha. Doce de los menores de los que se exhibe su foto y nombre se extraviaron en lo que va de este año; otros 21 en 2023; y una decena en 2022. El sitio web se actualiza constantemente, según explicó a Llobet.

El caso más antiguo se remonta a 2008. Es el de Sofia Herrera, quien desapareció a los 3 años en Río Grande, en Tierra del Fuego y hoy tendría 19 años. De hecho, hay 39 jóvenes que hoy ya son mayores pero aún no fueron encontrados, y siguen en la web de la ONG. Si se considera los que se perdieron cuando eran menores pero ya tienen más de 18 años, suman 107 en total. Es el caso, por ejemplo, de Bruno Gentiletti, que tenía 8 cuando se perdió en Santa Fe y ahora tiene 36 años.

Poco más de la mitad de los chicos y adolescentes que están en la web de Missing Children – 37 de los 68 – tenían más de 10 años al momento de la desaparición y, mayoritariamente, eran adolescentes. Solo 27 casos tenían menos de 10 años de edad cuando fueron reportados como extraviados. En cuanto al género, 35 eran niñas o mujeres adolescentes y 33, varones.

A lo largo de 25 años, en Missing Children recibieron 18.000 denuncias y más del 95% de esas denuncias fueron resueltas.

“Tomamos chicos menores de 18 años que podemos corroborar que están perdidos, o con alguna discapacidad severa hasta los 25 años. Los casos nos llegan a través de denuncias y avisos de particulares, de comisarías o de fiscalías. Y en los que encontramos en las redes sociales, contactamos a alguien de la familia para corroborarlos y pedimos la correspondiente denuncia policial, porque no publicamos nada que no esté respaldado. Si sabemos que interviene una fiscalía, llamamos, y recién ahí publicamos”, explicó la presidenta de Missing Children.

Agregó que cuando tienen convenios con alguna provincia, reciben los casos inmediatamente y los suben a su página web. “Publicamos todos los chicos que se pierden en Misiones porque tenemos un convenio con esa provincia y el Registro sistemáticamente nos manda las búsquedas. Pero de Corrientes no tenemos nada”, advirtió sobre el distrito que quedó en medio de la lupa pública por la desaparición de Loan hace tres semanas.

La desaparición de Loan fue publica en la web de Missing Children aún antes que saliera la Alerta SofíaLa desaparición de Loan fue publica en la web de Missing Children aún antes que saliera la Alerta Sofía

La publicación de su caso fue atípico para Missing Children, porque se enteraron por un WhatsApp de un vecino que les mandó la foto a las 8 de la mañana del viernes, al día siguiente de su desaparición. “Loan se había perdido el jueves a las 14 hs del día anterior. Inmediatamente la publicamos porque, cuando son casos de extremo riesgo, no esperamos a tener la denuncia. Poco después, vimos que estaba en los medios y eso ya nos dio la certeza que era un caso concreto. De hecho, publicamos nosotros antes de que se activara la Alerta Sofía. Inclusive, habíamos ya mandado la foto de De Loan pidiendo colaboración a los países de Latinoamérica que forman parte de la Red Internacional de Organizaciones de Búsqueda de Personas, pensando que un chiquito de esa edad, podía haber sido llevado más allá de la frontera”, contó Llobet en diálogo con Infobae. Esta hipótesis es una de las que baraja la investigación.

A partir del caso Loan, se multiplicaron los casos que les están llegando a Missing Children. “Estamos recibiendo un montón de denuncias de chicos que se perdieron hace tiempo, en Corrientes en Córdoba o en Mendoza. Por supuesto que los vamos a publicar. Desaparecieron siendo chiquitos, y lo que vamos a hacer es la progresión de la foto con la ayuda de Missing Children Italia, que tiene una tecnología y, en poco tiempo, logran con inteligencia artificial hacer la imagen de cómo luciría hoy. Y eso nos da buen resultado, porque en muchos casos en que hemos hecho la progresión, la gente manifiesta asombro por el parecido que tiene la progresión con algún otro miembro de la familia”.

Missing Children publica cómo luciría Bruno Gentiletti hoy, desaparecido en 1997Missing Children publica cómo luciría Bruno Gentiletti hoy, desaparecido en 1997

Una de las características de Missing Children es que mantienen el contacto con los familiares. “También es una parte importante de nuestro trabajo, que la familia sienta que todavía hay alguien que los busca, porque en muchos casos, transcurrido el tiempo, desde la Justicia ya no se hace más nada”, advirtió Llobet.

En la web de Missing Children figuran actualmente 9 casos de menores encontrados, pero según explicó la presidenta de la ONG, se trata solo de los últimos que aparecieron. “Hemos encontrado miles de chicos, no solo estos. Si un chico o chica apareció, ponemos solo el nombre, sacamos el apellido y reemplazamos su foto por la bandera verde por si alguien todavía está movilizándose por ese caso. Y si alguien la vio y la compartió, sabe que esa chica o chico apareció. Pero no podemos dejar todas las banderas verdes. Solo los últimos que fueron encontrados”.

En caso de identificar a uno de los chicos perdidos, dar aviso inmediato al 1141573101, al 08003335500 o al mail indo@missingchildren.org.ar.

Procesamiento y visualización de datos: Daniela Czibener

Carga y chequeo: Desiré Santander