FM LITORAL
Paraná

Emilio Fouces sobre la causa Mutual Modelo: “Esto se cayó a pedazos”

La causa por el intento de adelanto financiero por parte de la Municipalidad de Paraná a la Mutual Modelo en enero de 2016, tuvo su cuarta jornada de debate. Para este jueves estaba previsto que declaren unos 5 testigos propuestos por las defensas de los imputados. Sin embargo, los abogados desistieron de todos los testimonios.

 

 

 

Emilio Fouces, abogado defensor de Miguel Picazzo, presidente de la Mutual Modelo, dijo a ANÁLISIS que la acusación fiscal contra su pupilo, el ex intendente Sergio Varisco y el ex secretario del área Legal y Técnica, Walter Rolandelli “se cayó a pedazos”.

“Desistimos porque creemos que estamos bien. La Fiscalía no pudo probar nada, ni siquiera que el hecho es ilícito. Todos los testigos de cargo, es decir los ofrecidos por la Fiscalía, que deberían sustentar la acusación, todos coincidieron en que esto fue algo lícito. Además, contaron que se hizo en innumerables oportunidades anteriores (16 veces) y con un agravante para la acusación y a nuestro favor: las veces anteriores los adelantos mutuales se pagaron y en el hecho que se trajo a juicio no. Consideramos que estamos más que bien y en honor a la brevedad procesal, desistimos de los testigos. Al tribunal no le queda otra alternativa que absolver a los imputados”, manifestó el abogado.

El juicio comenzó el lunes pasado. La investigación estuvo a cargo de la fiscal Patricia Yedro, que trabajó en el debate con la fiscal Anticorrupción, Cecilia Goyeneche. Las representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF) imputaron a Varisco, Picazzo y Rolandelli por presunta defraudación a la administración pública, en grado de tentativa. Cuestionaron el intento de adelanto financiero a la Mutual Modelo por $1.500.000 en enero de 2016, sin seguro de caución. Además, Yedro y Goyeneche señalaron que el expediente solicitando ese crédito a la Municipalidad fue firmado por la entonces concejal de Cambiemos, María Marta Zuiani, pareja del tesorero de la Mutual, Adrián Bruffal.

 

 

Las fiscales Patricia Yedro y Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS).

 

 

 

Para los defensores Emilio Fouces y Miguel Cullen (representantes de Picazzo); Rubén Pagliotto y Damián Petenatti (representantes de Varisco y Rolandelli), no hubo delito. Para sostener esa afirmación, indicaron que los adelantos financieros a mutuales por parte del municipio son operatorias comunes y que, en este caso puntual, ni siquiera se concretó.

El tribunal que componen los jueces Gervasio Labriola, Rafael Cotorruelo y Carolina Castagno comenzó este jueves a incorporar la prueba documental: ya adosaron la denuncia que originó la investigación penal preparatoria, realizada por el entonces diputado provincial Gustavo Guzmán, el 2 de julio de 2017; la orden de pago por $1.500.000 que se frenó en Tesorería municipal; minutas del libro diario contable municipal; una nota de la ex secretaria de Hacienda de la Municipalidad, Cristina Ruberto, entre otros papeles.

Mañana habrá una nueva audiencia. Se abrirá simplemente para concluir con la incorporación de prueba documental. En tanto, para el martes se espera que inicien los alegatos de parte. Luego de eso, los tres imputados tendrán la posibilidad de decir sus últimas palabras antes de la sentencia, prevista para el jueves de la semana que viene.

 

 

Los jueces Carolina Castagno, Gervasio Labriola y Rafael Cotorruelo. (Foto: ANÁLISIS). 

 

 

 

16 antecedentes

Los adelantos financieros a las mutuales son actos administrativos bastante comunes en el municipio, según sostienen los defensores. El Estado local le adelanta dinero a las mutuales que están habilitadas con un código de descuento salarial. Es que las mutuales hacen préstamos a los empleados municipales y, la Municipalidad, cumple el rol de hacer las deducciones mensuales cuando elabora las liquidaciones salariales.

En ocasiones, los empleados toman más crédito del que pueden de acuerdo a sus salarios. Por eso, en varias oportunidades se puso un límite a los descuentos que hacen las mutuales o, directamente, se suspendieron los códigos de descuento. En esos momentos, la comuna hizo adelantos financieros a las mutuales que, de otro modo, hubiesen dejado de cobrar.

El adelanto financiero que se juzga no se concretó. En enero de 2016, apenas asumida la nueva gestión de Cambiemos en la Municipalidad de Paraná, los códigos de descuento a los empleados municipales no estaban suspendidos. Pero la Mutual Modelo pidió un adelanto al municipio aduciendo la situación financiera al interior de la empresa.

En las actuaciones registradas por la Dirección de Presupuesto municipal, vinculadas a adelantos mutuales en los últimos años, se observan 16 tramitaciones de ese tipo. La mayoría de 2008 (12 adelantos financieros a mutuales en ese año). Ocurrió en la gestión del ex intendente José Carlos Halle, cuando se suspendieron los códigos de descuento a los empleados y las mutuales recurrieron a crédito. El dinero que se adelantó desde el municipio, salía de la cuenta “Remuneraciones”.

 

 

Registro de la Dirección de Presupuesto de la Municipalidad. 

 

 

 

Como la operatoria se convirtió en algo ordinario, en 2009 hubo una readecuación del plan de cuentas del municipio. Se creó entonces una cuenta específica (aún funciona), de la cual el municipio comenzó a tomar el dinero para prestar a las mutuales. Esa cuenta se denominó “Adelantos Mutuales”. Ese año hubo 2 préstamos de ese tipo.

En 2011 hubo una sola operatoria de crédito a una mutual y, en 2016, el intento de adelanto financiero que no se concretó y se está juzgando.  N.B. de ANÁLISIS

 

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

WhatsApp chat