FM LITORAL
Entre Ríos

Una carta de Fernando a Nahir fue escrita 18 días antes de recibir dos disparos

En el alegato de clausura, el abogado defensor de la imputada, leyó una nota del joven asesinado a disparos, y que estaba dirigida a Nahir. José Ostolaza utilizó la misiva para concluir que “la relación estaba cortada por ella, no por él”.

 

 

Mientras el tribunal decide qué disponer en el veredicto del juicio por el crimen del joven ocurrido a fines del año pasado en la ciudad de Gualeguaychú, siguen trascendiendo los detalles de los alegatos finales de las partes involucradas en el proceso judicial.

El abogado José Ostolaza, defensor técnico de Nahir Galarza, concretó una extensa exposición de alegato para solicitar la pena mínima por el crimen de Fernando Pastorizzo.

Según el letrado, por el agravante de los disparos esa condena oscilaría entre los 11 y 32 años, dependiendo de la calificación del hecho por el Tribunal.

La carta

Ostolaza sostuvo que la víctima tenía una personalidad “mentirosa” y para demostrarlo, recurrió a una carta fechada el 11 de diciembre de 2017 que Fernando le remitió a Nahir donde se plasmaría una ruptura en la relación. Cabe recordar que el joven fue asesinado de dos disparos, el 29 de diciembre de 2017.

“Un salame arrepentido”

El defensor adujo que, en ese momento, Galarza había decidido “enfrentar a Pastorizzo” a quien consideraba un mero “amigo” para tener relaciones sexuales. Ese enfrentamiento recrudeció el “ataque psicológico y la violencia física hacia Nahir. Las lesiones se hacen más visibles”, remarcó.

“Un salame arrepentido” se titula la nota del joven de 20 años a su novia. En el párrafo inicial, siempre según la lectura textual de Ostolaza, Fernando dijo “quiero pedirte perdón por todo lo que hice mal, que fue mucho por cierto”.

 

Su teoría de la violencia

“Te voy a querer siempre. Puede ser que te hayas cansado [porque]la relación no era muy buena”, admitía la víctima. Con esos renglones el defensor trató de demostrar que la relación estaba interrumpida.

Para reforzar su teoría de una supuesta violencia de género, usó otro renglón: “vos te alterás y yo no soy muy difícil de alterar”, pero enseguida Fernando dejaba en claro que no quería molestar a Nahir “si estás en otra, yo no te voy a molestar”.

Manotazo de ahogado

En el cierre de la carta escrita a 18 días de su muerte, Pastorizzo le decía a su novia que esa nota era “un manotazo de ahogado” y finalizaba con un “te amo”.

José Ostolaza utilizó esta misiva para concluir que “la relación estaba cortada por ella, no por él”.

Serán los jueces del Tribunal quienes tendrán que valorar qué peso tiene esta nota y qué relación, finalmente, existía entre la víctima y su victimaria. El veredicto se conocerá la próxima semana.

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

Censarán a Juntas de Gobierno para transformarlas en municipios

Editor

Invierten $160 millones en obras viales que potencian la producción y el turismo

Editor

El rector de la UNER habló de la situación que atraviesa el sistema universitario

Editor
WhatsApp chat