Seguirá preso el detenido por el crimen cometido en el Thompson

55

Pablo Olivera seguirá en la cárcel por 45 días más por el homicidio de un santafesino, acontecido en la madrugada del viernes 9 de marzo en esta ciudad. Se vincula el arma usada con el ataque a tiros al exvicepresidente de Patronato.

 

El joven de 22 años, hijo de Fredy Olivera, sobrino de Gustavo “Petaco” Barrientos , y ligado con la barra brava de Patronato, seguirá preso por 45 días más en el penal de Paraná, en la causa que se encuentra imputado por el crimen de un santafesino acontecido en los primeros días de marzo.

Pablo Olivera, sumó otro revés en la causa que lo tiene como principal acusado del homicidio ocurrido en la madrugada del viernes 9 de marzo a la salida de un boliche en el Thompson.

Olivera fue imputado y se le dictó la prisión preventiva por el crimen de Leandro Rodríguez y por las graves lesiones que padeció Leandro Coria, de 28 años.

En tanto, el muchacho que vive en el barrio Municipal, también quedó mencionado en la balacera sufrida por el entonces vicepresidente de Patronato, Nelson Rolandelli ocurrida en la misma madrugada del crimen en el Thompson.

En la audiencia de este mediodía, el fiscal Juan Ramírez Montrull reclamó el mantenimiento de la prisión preventiva porque el acusado en libertad podría afectar la investigación, ante el temor de los testigos. El defensor de Olivera, Javier Aiani, reclamó la prisión domiciliaria.

El juez Elvio Garzón tras escuchar los alegatos, decidió sostener lo pedido por el fiscal, y de esa manera extender la prisión preventiva en la cárcel de Paraná, al joven, considerado uno de los responsables de la organización de la barra brava de Patronato, publica diario Uno.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.