FM LITORAL
Argentina

Los bancos cortarán la tarjeta a quienes no paguen a tiempo el mínimo

A los cinco días informan al Banco Central, para ejercer mayor presión sobre deudor. Además, endurecen el pago mínimo: de ser entre el 5 y el 10% del total, algunas entidades pasaron a exigir entre el 20 y el 25%.

 

Como los bancos saben que la mora está creciendo, también están ajustando los pagos mínimos, que eran de entre el 5 al 10% del total, y ahora pasaron a entre el 20 y el 25%. “Subimos el pago mínimo para forzarlo a pagar más y achicar la deuda, de modo de reducir el impacto de una posible mora. Claro que esto hace caer el consumo, porque hoy la gente está usando la tarjeta para poder pagar la comida en el supermercado”, reveló un banquero al diario El Cronista.

Si uno no hace el pago mínimo, los bancos están facultados a inhabilitar el uso del plástico “Es como si quisieras sacar un nuevo préstamo pero tenés una cuota vencida impaga de un préstamo anterior. Si no pagás el mínimo, entrás en categoría moroso: hasta que no regularices no podés sacar un nuevo crédito, ya que usar la tarjeta es como obtener un nuevo crédito del banco”, aseguran.

En la actualidad, con las altas tasas vigentes y la restricción a nuevos créditos que existe en el mercado, los bancos quieren evitar que por un uso excesivo de la tarjeta el saldo se convierta en incobrable.

“Por eso cortan de raíz la posibilidad de seguir usándola si no tenés capacidad de realizar el pago mínimo. Si tenés dificultades financieras, no llegás a pagar el mínimo, hoy no hay otras alternativas donde financiarte, se redujeron drásticamente los nuevos financiamientos, entonces te ves tentado a usar más la tarjeta que antes, con lo cual si no pagaste el mínimo, tenés todo el saldo anterior, más lo nuevo que consumís, más los intereses compensatorios y punitorios. El mes siguiente también es difícil que llegues al pago mínimo, por lo cual se empieza a formar una bola de nieve financiera, ergo, la cortan de raíz más rápido que tarde”, precisa Guillermo Barbero, partner de la compañía de servicios financieros First Data

Alejandro Cosentino, CEO de Afluenta, explica que cuando suceden crisis como la actual, los bancos reducen los límites máximos de financiación a los que ya tienen tarjeta de crédito, y si están muy cerca del límite máximo hacen que la tarjeta no sea útil: “Por otro lado, también restringen el crédito porque la inflación le quita poder de pago a los que solicitan nuevos créditos. Además, cancelan los descubiertos en cuentas”.

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

La reforma tributaria tiene dictamen del Senado y será ley la semana que viene

Editor

Un comentario sarcástico y una cachetada: los motivos de la pelea entre “El Pata” Medina, de Sousa y Núñez Carmona

Editor

Lluvia, viento y granizo: un fuerte temporal afectó a Mar del Plata

Editor
WhatsApp chat