FM LITORAL
Argentina

La viuda de Daniel Muñoz reveló el pago de coimas al juez Luis Rodríguez

La viuda de Daniel Muñoz reveló el pago de coimas al juez Luis Rodríguez para frenar una causa
Carolina Pochetti aseguró que el fallecido ex secretario de Néstor Kirchner desembolsó una suma millonaria en dólares para que el magistrado lo favorezca en un proceso judicial.

 

El terremoto que desde agosto viene sacudiendo al país con las revelaciones en la causa de los cuadernos de las coimas acaba de abrir una nueva grieta, nada menos que en el mismo edificio en el que se ventilan aquellas noticias sobre la corrupción estructural en la Argentina: en una de sus declaraciones como arrepentida ante el fiscal Carlos Stornelli, la viuda del secretario de Néstor y Cristina Kirchner, Carolina Pochetti, habría confesado que le pagó sobornos al juez federal Luis Rodríguez para que la beneficie en otro expediente judicial.

La noticia fue difundida este jueves por el diario La Nación, basada en el testimonio de fuentes judiciales de la causa.

egún esas versiones, en sus sucesivas declaraciones ante el fiscal y el juez Claudio Bonadio, Pochetti habría afirmado que el dinero para el juez Rodríguez se lo había entregado a quien era su abogado, Miguel Angel Plo, hoy también preso en la causa de los cuadernos. La arrepentida habría asegurado que a través de Plo -un viejo amigo del magistrado- le pagó sobornos de varios millones de dólares a Rodríguez.

La confesión de la viuda de Daniel Muñoz tiene al menos un antecedente público: en septiembre, Stornelli le había pedido a Rodríguez que indague, detenga y sobre todo congele las cuentas de Pochetti en el marco de una causa por el supuesto enriquecimiento ilícito de Muñoz que tramitaba en su juzgado, y que pese a que había sido cerrada en 2013 sin que hubieran encontrado irregularidades en las cuentas del ex secretario de los Kirchner, se reabrió tras la aparición de Muñoz en los Panamá Papers de 2016.

Pero Rodríguez no sólo rechazó los pedidos de Stornelli y dejó en libertad a todos los imputados, sino que, cuando estalló el escándalo de los cuadernos y el juez Claudio Bonadio sí detuvo a Pochetti y sus testaferros -Daniel Muñoz ya estaba muerto-, se negó a remitirle a su colega aquellas viejas actuaciones.

Bonadio reclamó a la Cámara Federal, que finalmente le dio la razón y apartó a Rodríguez del caso Muñoz. Esa llamativa reticencia le valió al juez federal nuevas denuncias en su contra por mal desempeño ante el Consejo de la Magistratura.

Rodríguez también había beneficiado a Muñoz-Pochetti en la causa iniciada tras las declaraciones de Miriam Quiroga, la asistente santacruceña de Néstor Kirchner que había presenciado el incesante tráfico aéreo de bolsos hacia el sur durante años, siempre bajo la atenta mirada de Muñoz o de alguno de los otros secretarios personales del ex presidente.

En otro expediente que pese a la gravedad de las afirmaciones terminó en nada, Quiroga se quejó varias veces por la forma en que Rodríguez la había tratado, supuestamente porque buscaba que ella afirmara taxativamente que vio cómo llevaban dólares hacia Santa Cruz.

Aunque a la luz de las revelaciones en el caso de los cuadernos eso es lo que al parecer efectivamente ocurría, y lo que Quiroga concluía de lo que había visto y oído en aquellos vuelos, semejante afirmación sin pruebas la habría dejado en una delicada situación judicial al declarar como testigo.

Luis Rodríguez trabaja desde hace casi 40 años en la Justicia y desde 2012 tiene a cargo uno de los doce juzgados federales de Comodoro Py, el numero 9, al que llegó durante el kirchnerismo.

El padrino de una de sus hijas es Javier Fernández, hoy integrante de la Auditoría General de la Nación (AGN) y de buenas relaciones con la Justicia.

Los diputados Paula Oliveto y Juan Manuel López ampliarán este viernes su denuncia contra Rodríguez ante el Consejo de la Magistratura a partir de estas revelaciones, de que habría recibido una coima para beneficiar a la viuda del ex secretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

Oliveto y López, dos de las espadas judiciales de la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió, lo habían denunciado al juez Rodríguez el año pasado justamente por haber favorecido a Muñoz y Pochetti en sus resoluciones.

arolina Pochetti está acusada de haber lavado 73 millones de dólares en los Estados Unidos a través de la compra de diversas propiedades con dinero que se supone era producto de las coimas investigadas por el juez Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos.

Días atrás, Pochetti fue aceptada como “arrepentida” por el juez federal Claudio Bonadio y se sumó a la larga lista de imputados colaboradores del expediente que investiga el circuito de recaudación de fondos ilegales que se cobraban desde el Ministerio de Planificación Federal a empresarios contratistas del Estado.

Junto con otros imputados, a Pochetti se les atribuye una maniobra similar a la que ahora terminó con la libertad del hijo mayor del también detenido Lázaro Báez, es decir, ocultar los bienes a través compraventas y movimientos financieros.

La ampliación de la denuncia formulada originalmente por Carrió junto con Oliveto y López recaerá en la comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura, presidida desde el año pasado por el senador justicialista Miguel Pichetto, uno de los precandidatos presidenciales del espacio de Alternativa Federal.

La fortuna manejada por Muñoz y sus allegados había sido revelada por los llamados Panamá Papers, pero pese a la numerosa documentación develada la causa a cargo de Rodríguez no había avanzado hasta que fue apartado de la causa.

Fuente: Clarin

Publicaciones Relacionadas

El nuevo embajador ante los Estados Unidos: «Trump me palmeó el hombro y me dijo ‘vas a hacer un gran trabajo'»

Editor

El uso de aire en la endoscopía: clave para saber cómo murió Débora Pérez Volpin

Editor

Ultiman detalles para la búsqueda final del submarino desaparecido

Editor
WhatsApp chat