FM LITORAL
Entre Ríos

La Cámara de Diputados sancionó el nuevo código procesal para el fuero de Familia

Por unanimidad el proyecto de ley que contempla la implementación en Entre Ríos de un nuevo código de procedimientos para el fuero judicial de Familia. La iniciativa, de autoría de la ex diputada provincial Rosario Romero, hoy ministra de Gobierno de la provincia, fue revisada por el Senado y precedida por distintos encuentros de estudio con jueces, abogados y otros actores. Con la oralidad como eje, el nuevo código promete acelerar los procesos en un área sensible y muchas veces postergada y, a la vez, pone a la provincia entre las pocas que han adecuado sus normas de fondo al Código Civil y Comercial vigente desde 2015, según pudo saber ANÁLISIS. Hoy un juicio de familia en la provincia puede extenderse más de dos años.

 

El proyecto de ley por el cual se implementa un nuevo código de procedimientos en el fuero de Familia, tal como se hizo oportunamente con el fuero Penal, fue sancionado por unanimidad en la sesión de este miércoles de la Cámara de Diputados. La iniciativa fue elaborada por la actual ministra de Gobierno, Rosario Romero (PJ), cuando era diputada provincial.

“Es un verdadero código procesal de familia que incorpora la oralidad como sistema y cambia sustancialmente el modo de tramitar los conflictos que llegan a la justicia”, explicó Romero a ANÁLISIS .

La incorporación de la oralidad como sistema fue uno de los puntos destacados por la actual ministra: “Implica que los procesos se van a resolver por audiencias entre las partes, con contacto directo ante el juez”, precisó. También mencionó que “tendrán presencia y voz” los niños y niñas involucrados en las causas que se tramiten.

“Las partes van a tener que concurrir a audiencias en las que se va a ventilar la prueba y se van a exponer las distintas posturas, luego de lo cual los jueces dictaran sentencia. Este contacto con los magistrados aporta rapidez y agilidad”, añadió.

Romero indicó que la implementación requerirá “una capacitación breve” y calificó al proceso como “innovador”. Señaló que trabajó el proyecto en base a un código modelo elaborado en su momento por Aída Kemelmajer, jurista argentina reconocida a nivel internacional. “Ese código se elaboró para la ciudad de Buenos Aires hace años y luego, hace poco tiempo, se sancionó uno similar en la provincia de Mendoza, de donde es oriunda la doctora Kemelmajer”, precisó la ministra.

La ex legisladora remarcó la incorporación de la oralidad, a la que calificó como “el nuevo rumbo de todos los procesos judiciales”. También mencionó la consecuente despapelización y como “lo más valioso” señaló al contacto directo entre las partes y los jueces. “De esta manera se pueden propiciar soluciones mucho más rápidas, a diferencia de los procesos escritos, que llevaban años, incidentes y modalidades de la vieja abogacía y del viejo procedimiento judicial de papel, que ya fue superado ampliamente, por ejemplo, en los procesos penales”, comparó.

“Es una forma de mejorar el servicio de justicia en un estamento que a veces parece la Cenicienta porque es el que menos atención ha tenido en ocasiones respecto de las decisiones de gobierno”, graficó luego.

Romero sostuvo finalmente que el nuevo código apunta a “mejorar sustancialmente los procesos y a dotar de una modernización tendiente al bienestar de la gente, con un mayor acceso a una justicia de mejor calidad”.

En la sesión de este martes, el diputado provincial Diego Lara (PJ), que junto a su compañero de bancada Silvio Valenzuela acompañó con su firma el proyecto de autoría de Romero, se refirió al camino seguido por la iniciativa.

“Este proyecto viene devuelto en revisión por el Senado, que introdujo modificaciones a una iniciativa que fue impulsada en su momento por la hoy ministra de gobierno y ex legisladora que acompañamos con la firma junto al diputado Valenzuela. Es una norma más que importante para el sistema de administración de justicia en Entre Ríos”, describió.

Lara destacó que el proyecto contó con la participación de especialistas de toda la provincia, a través de foros de discusión que se desarrollaron en el recinto con jueces, académicos, abogados especialistas en derecho de familia y organismos como el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) y el Consejo Provincial contra las Violencias (Coprev). También hizo mención a un ateneo ampliado que se realizó junto al Colegio de Abogados y miembros del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y a reuniones de debate desarrolladas en distintas ciudades de Entre Ríos.

El nuevo código contiene 328 artículos. En el primero, según repasó Lara, se describen los principios de Familia específicos. “Permitirá a los jueces impartir justicia de manera más efectiva y pronta”, resaltó, antes de señalar los “importantes intereses en juego que se dan en las relaciones de familia” y de advertir que “hoy un juicio de Familia en la provincia puede durar dos año o dos años y medio”.

“Este código les da a los jueces de Familia más poder en el buen sentido, para que administren justicia con mayor equidad. Los jerarquiza y los dota de una herramienta que se está imponiendo en todas las áreas jurídicas, que es la oralidad, lo que permitirá despapelizar e ir dejando de lado la burocracia administrativa de los expedientes”, remarcó el diputado, antes de señalar que el código “tiene en cuenta el principio de oficiosidad, que asigna al juez la responsabilidad de impulsar el proceso, de asegurar que no se detenga y de que no caduque ninguna instancia por falta de actividad de los abogados”.

Lara también destacó el contacto directo con los jueces. “Todos quienes hemos estado en un proceso de familia como abogados o como partes, sabemos que difícilmente se le conoce la cara al juez porque a las audiencias las toman los empleados de los juzgados. Con esto se apunta a una mayor celeridad y, especialmente, a incorporar los principios del nuevo Código Civil y Comercial, que cambió el paradigma del concepto del derecho de familia”, añadió. “Pasamos a ser una de las provincias que adapta sus normas de fondo al nuevo código”, acotó.

Más adelante, hizo notar que las familias de hoy no son las mismas de hace 30 años, sino que “existen otro tipo de vínculos no estereotipados y un sinnúmero de nuevos derechos que es necesario que en Entre Ríos se contemplen de forma específica”. También se mostró confiado en que los cambios servirán para bajar el nivel de litigiosidad.

Posteriormente, en la sesión, hizo uso de la palabra la diputada Gabriela Lena, quien apuntó que “fue un proyecto muy estudiado” y destacó: “Siempre mantuvimos la firmeza de que debía salir porque era necesario cambiar el sistema procesal de familia en la provincia, sobre todo para hacerlo más ágil y por la necesidad de la oralidad y la inmediatez”.

“Ratificamos nuestra voluntad de que esta ley exista, aunque no creo que baje el nivel de litigiosidad. Pero estoy segura de que los litigios van a resolverse de manera más rápida y en la rapidez está también el mejor servicio de justicia”, completó Lena.

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

En Entre Ríos las elecciones serán el 9 de junio de 2019

Editor

Una tropilla de caballos provocó un accidente

Editor

Destacan los resultados de la campaña contra la trata de personas en Entre Ríos

Editor
WhatsApp chat