FM LITORAL
Policiales

Estafaron en 126 mil pesos a una mujer con el cuento de la reparación histórica

Pero para concretar este beneficio, debía ir al cajero y sacar un ticket de último movimiento, tras lo cual la llamarían nuevamente pero a su número de teléfono celular.

 

 

Cuando la mujer llegó al cajero, la llamó un hombre y le pasa con un supuesto representante del Banco Central, que se presenta como Jorge Navarro, que le indica que debe realizar una operación bancaria, haciéndole gestionar una clave de home banking. Luego le indica que salga del cajero, sin cortar la llamada del teléfono, hasta que él finalizara con el supuesto deposito. Pasado un tiempo prudencial, decide cortar la llamada y al ingresar al cajero constata los últimos movimientos, detectando dos extracciones por 56.000 y 70.000 pesos.

Consultado al respecto, el Jefe Departamental de Policía, Comisario Mayor José Francisco Berón, señaló que «la maniobra contra jubilados y pensionados que tramitan el cobro de la denominada ley de Reparación Histórica abarca a todo el país y la modalidad es siempre la misma».

Es común en este tipo de estafas que la voz al teléfono, hombre o mujer, es extremadamente amable. Tratan a los adultos mayores con sus nombres pila. Demuestran conocer su actividad pasada, edad, estado del trámite, y hasta el monto que le correspondería percibir.

Desde la Jefatura se detectó que, en muchos casos, los estafadores le encomiendan al jubilado o jubilada que se dirija hacia un cajero automático con un teléfono celular para no cortar la comunicación, y una vez allí le indican cómo realizar una trasferencia bancaria a una cuenta determinada.

Ya frente al cajero automático, y preferiblemente fuera del horario bancario, para poder hablar por teléfono sin que un guardia de seguridad interrumpa la comunicación, los victimarios realizarán varios pasos críticos por la complejidad.

1- Les dictarán los 22 números del CBU dónde deberán trasferir en ese momento el dinero acordado para dar comienzo a la aceleración de los trámites del cobro de la Reparación Histórica. Es la maniobra más tediosa y engorrosa ya que en más de una oportunidad los ancianos demoran más del tiempo establecido para introducir de manera correcta los dígitos.

2- Concretado con éxito el engaño, los estafadores no quedaran conformes. Intentarán que el jubilado solicite su CBU y este se los pase verbalmente con la excusa que lo necesita para transferirle los haberes una vez «destrabado el trámite».

3- Hay casos extremos en los cuales el incauto jubilado llegó a darles hasta el PIN de la tarjeta de extracciones.

4- El siguiente paso, ya con el jubilado en su casa y feliz porque alguien se preocupó por su situación, los delincuentes intentarán vaciar su cuenta. En varios casos lo consiguieron.

«El delito sobre el adulto mayor más frecuente es la estafa. Es decir, la utilización del ardid, de la argucia, para desapoderarlo de un bien propio. Esta modalidad recrudece en momentos de crisis social. ¿Qué está ocurriendo hoy? La estafa se va adaptando según los requerimientos del sistema y tiene que ver con los trámites engorrosos, en este caso para acceder a los beneficios de la reparación histórica», según explicó Berón.

«En estos últimos tiempos, por aplicación de la Ley de Reparación Histórica, los adultos mayores tienen que hacer una cantidad de trámites muy importantes, muchos de ellos a través de operaciones informáticas que no dominan. Y aquí es cuando intervienen en la ayuda terceros, que no siempre son de confianza y tienen buena fe», remarcó.

 

Consejos para evitar ser estafados

ANSES no se comunica telefónicamente para solicitar datos personales.

El trámite del Programa de Reparación Histórica es gratuito, ya que los gastos los asume en su totalidad la ANSES.

Incluso el organismo se hace cargo de la totalidad de los honorarios de aquellos abogados que fueron seleccionados de sus padrones.

NO debe abonarse ningún tipo de adelanto para acceder al Programa de Reparación Histórica.

Las solicitudes de dinero en efectivo o de transferencias bancarias para agilizar o cobrar adelantos vinculados al trámite de Reparación Histórica por parte de supuestos agentes de la ANSES implican un fraude.

Bajo ningún punto de vista debe entregarse dinero en efectivo o transferir sumas a través de cuentas bancarias.

En caso de recibir un llamado telefónico de una persona que se identifique como «trabajador de o para la ANSES» o como gestor o abogado que tramita beneficios en el mismo organismo, NO proporcionar datos personales como el DNI, relaciones familiares, números y estado de cuentas bancarias, si se es o no titular de un crédito o una prestación de la seguridad social, etc.

Los agentes de la ANSES NO se presentan personalmente en el domicilio para brindar información acerca de beneficios ni para ofrecer alguna prestación o su mejora, como el caso del Programa de Reparación Histórica.

La única forma de verificar si se encuentra incluido en el Programa de la Reparación Histórica es a través del sitio web oficial de la ANSES, con la clave de la seguridad social.

Deben desestimarse, además de los llamados, cartas que notifiquen que se encuentra en condiciones de acceder al Programa.

En caso de recibir una carta con el logo de la ANSES en la que se brinde un número de teléfono para comunicarse, NO establecer contacto y dirigirse a la Unidad De Atención Integral (UDAI) más cercana, o comunicarse al 130 (línea oficial de ANSES) para comentar la recepción de la nota y acreditar su veracidad.

De haber tramitado y aceptado la propuesta de reajuste de la ANSES en el marco de Reparación Histórica, la notificación de la homologación del acuerdo la recibirá su abogado en forma electrónica.

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

Recuperaron importante suma de dinero que había sido robada en Paraná

Editor

Menor se hirió mientras manipulaba un arma

Editor

Alto funcionario de Corrientes investigado por posible Trata de Personas

Editor
WhatsApp chat