FM LITORAL
Mundo

Elecciones en Estados Unidos: castigar a Donald Trump o cuidar el bolsillo

Por qué son importantes las elecciones en Estados Unidos: castigar a Donald Trump o cuidar el bolsillo. En las elecciones legislativas de este martes en los Estados Unidos se renuevan las 435 bancas de la Cámara de Representantes y 35 senadores de los 100 que tiene la Cámara alta. Además, se eligen gobernadores en 36 estados y hay votaciones de autoridades locales.

 

Pero más allá de las formalidades de los cargos, estas elecciones se han convertido en un examen para el presidente y su controvertido estilo de gobierno. El propio Donald Trump ha dicho: “Yo no estoy en la boleta, pero sí lo estoy porque esto también es un referéndum sobre mí”.

Se definirán varias cuestiones importantes.

En principio está en juego el equilibrio de poder en el Congreso, que puede traer consecuencias de peso.

 

Hasta ahora el oficialismo republicano tiene la mayoría en ambas cámaras. Las encuestas indican que los demócratas podrían recuperar la de Representantes y no alcanzarían a dominar el Senado, aunque puede haber sorpresas.

En general, en las elecciones de medio término suele perder el partido que está en el Gobierno. Les sucedió a casi todos los presidentes, salvo a George W. Bush después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Si los republicanos perdieran la Cámara de Representantes, Trump tendría dificultades para aprobar determinadas leyes como reformas impositivas, de salud o migración. La segunda parte de su mandato podría verse en problemas.

Pero hay algo que lo complicaría aún más: que se activaran diversas investigaciones que lo involucran y que hasta ahora están dormidas, como las vinculadas al “Rusiagate”.

Los resultados de estas pesquisas podrían sentar las bases para un impeachment: el juicio político se puede iniciar con una mayoría simple en la Cámara baja aunque definitivamente no prosperaría porque la Cámara juzgadora, el Senado, necesita dos tercios de los votos para destituir al presidente.

Se vota también por dos visiones de país, en un clima divisivo inédito, con un mandatario que insulta a sus rivales, ataca a la prensa y a la oposición y los acusa de todos los males, pero también es aplaudido en el interior por ser un hombre que “habla de frente” y trae bienestar a los bolsillos.

os estadounidenses reafirmarán o no si quieren el Estados Unidos más proteccionista, antiinmigrante y de fronteras cerradas que les ofrece Trump o una versión más globalizada, inclusiva y multicultural, como proponen los demócratas..

Un 65% de los estadounidenses dice que el estado de la economía es “bueno o excelente” y la cifra crece a 71% cuando se consulta entre los votantes registrados. Más aún: el 25% dice que la situación es mejor que antes de que asumiera Trump. Y solo un 13% afirma que está peor que antes. Este número es el más bajo en 18 años. Se verá mañana si los estadounidenses prefieren dar un castigo al irreverente Trump o cuidar su bolsillo.

Será importante observar también qué tan movilizados están dos sectores que pueden ser decisivos en estas elecciones: los jóvenes y las mujeres. Los demócratas aspiran a capturar esos votos que están disgustados con las políticas presidenciales y que se han fortalecido a la luz de las matanzas en las escuelas y del movimiento #MeToo.

i los republicanos no son vapuleados en las urnas, Trump puede sentirse con luz verde para seguir con su polémico estilo y gobierno, y también aspirar a la reelección.

Los demócratas, en cambio, buscarán al menos ganar la Cámara de Representantes para recuperar el protagonismo perdido. Ellos también aspiran este martes a que surja de entre sus filas un candidato potable para que le haga fuerza a Trump en las presidenciales de 2020. Hasta ahora no lo tienen.(CLARIN)

Publicaciones Relacionadas

La CIDH reclama a América Latina “solidaridad” con el éxodo venezolano

Editor

Theresa May hará cambios en su Gobierno el lunes, según la prensa

Editor

‘Mutismo internacional permite limpieza étnica de rohingyas’

Editor
WhatsApp chat