FM LITORAL
Argentina

El FMI exige al gobierno que acelere las reformas laboral y previsional

Instó al gobierno a avanzar en reformas laborales, de los sistemas impositivo y jubilatorio. Recomendó al Ejecutivo que inicie «pronto» los trabajos técnicos para enviar los proyectos al Congreso a finales del año que viene.

 

El Fondo Monetario Internacional aprobó este miércoles un nuevo envío de dólares hacia la Argentina, luego de haber aprobado la revisión de la economía nacional. El giro de fondos estuvo, además, acompañado de una serie de advertencias. Entre ellas la necesidad, una vez superada la crisis, de volver a avanzar en reformas laborales, de los sistemas impositivo y jubilatorio. El FMI recomendó que el Gobierno inicie «pronto» los trabajos técnicos para enviar los proyectos al Congreso a finales del año que viene.

El organismo de crédito, con el que el Gobierno firmó dos acuerdos de asistencia financiera por un total de u$s57.100 millones de dólares, insistió en que para conseguir un «desarrollo sostenible», el Estado debe activar la agenda de las «reformas estructurales» una vez que supere la inestabilidad financiera que arrastra desde que comenzó la crisis cambiaria en abril.

Según comentó una fuente del FMI, «la agenda de reformas fue interrumpida por la crisis, pero una vez superada tiene que continuar». A grandes rasgos, el Fondo Monetario apunta a tres ejes clave: cambios en las reglas del mercado de trabajo, la eliminación de distorsiones en el sistema tributario y una modificación de la estructura que financia el pago de jubilaciones.

«A medida que la economía se estabilice, sería crítico orientar el programa de reforma hacia el crecimiento a mediano plazo. En este contexto, las reformas estructurales estimularían la inversión y la productividad; crearían más posibilidades de empleo para la mujer, los jóvenes y los trabajadores de bajo ingreso; y brindarían más respaldo a quienes viven en la pobreza», explicó el comunicado del FMI.

«También se podrían desplegar esfuerzos hacia la mejora de la eficiencia del gasto social, ampliando a la vez la cobertura de la red de protección social. También sería importante continuar eliminando las distorsiones del sistema tributario, mejorando la normativa del mercado laboral, creando una base financiera sostenible para el sistema de pensiones, y fortaleciendo la gobernanza», concluyó el escrito, firmado por el segundo de Christine Lagarde, David Lipton.

 

Las reformas

El extenso reporte que acompañó al comunicado del Fondo sobre el giro de u$s7600 millones que se acreditará en el Banco Central en las próximas horas, el FMI especificó con mayor detalle qué es lo que espera de una nueva agenda de reformas en la Argentina.

En cuanto a los impuestos, el staff técnico del FMI marcó como temas prioritarios las retenciones y el impuesto a las Ganancias. «El impuesto a las exportaciones es un impuesto distorsivo que las autoridades pretenden mantener como medida extraordinaria hasta fines de 2020», cuestionó, en referencia al tributo especial que el Ejecutivo implementó en los últimos meses para engrosar la recaudación de impuestos y ayudar a llevar el déficit fiscal a cero.

 

 

 

 

«Las reformas de ingresos más profundas (incluida una expansión de la cobertura del Impuesto a las Ganancias, una racionalización de las exenciones del IVA y una reforma de la administración de la recaudación de impuestos), y la reforma del gasto (incluida la reforma del sistema de pensiones y del empleo en el sector público) serán necesarias para que la política fiscal sea más favorable al crecimiento y al mismo tiempo logre los objetivos primarios de equilibrio del Gobierno», explicó el FMI.

Respecto a la reforma laboral, el organismo afirma que el país necesita leyes más «equilibradas» en el mercado de trabajo. De esta forma, opina el FMI, se impulsará «la inversión y la productividad; aumentará la empleabilidad de las mujeres, los jóvenes y los trabajadores de bajos ingresos, y brindará mayor apoyo a los pobres».

Los técnicos del Fondo reconocen que el debate no será sencillo, y más considerando que es un año electoral, pero exhorta al Gobierno a trabajar desde ahora para presentar los proyectos el año que viene. «Dada la complejidad de estas reformas y la necesidad de establecer un amplio consenso social en torno a ellas, será importante comenzar pronto el trabajo técnico y preparatorio, con miras a enviar la legislación al Congreso a fines de 2019», dice el reporte.

Los funcionarios del FMI se reunieron con dirigentes políticos de distintas vertientes para conocer cuál era el nivel de apoyo que tenía el programa financiero en los bloques opositores. Como conclusión a esos encuentros, el organismo confía en que «si bien no todas las facciones políticas han expresado declaraciones de apoyo al programa respaldado por el FMI, parece haber un consenso generalizado de que la asistencia financiera del Fondo es un elemento esencial para recuperar la confianza del mercado y allanar el camino para una nueva temporada de reformas estructurales».

 

Fuente: TN

 

 

Publicaciones Relacionadas

Las ventas de autos 0KM acumulan una caída de 47% en lo que va del 2019

Editor

Lacunza confirmó a parte del equipo de Dujovne

Editor

Más de 30.000 jóvenes se inscribieron al Servicio Cívico Voluntario en Valores

Editor
WhatsApp chat