FM LITORAL
Mundo

El chavismo impide la llegada de ayuda humanitaria desde Colombia

Un puente fronterizo fue bloqueado por el ejército venezolano con camiones y tropas de la Guardia Nacional.
El puente fronterizo de Tienditas, que une la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana Ureña fue bloqueado por tropas de la Guardia Nacional venezolana, para impedir el paso de la ayuda humanitaria que había anunciado Juan Guaidó, líder opositor y presidente interino de Venezuela. Dos contenedores y un camión cisterna fueron atravesados sobre el puente, impidiendo el paso.

 

 

El bloqueo provocó protestas de Estados Unidos y políticos opositores al régimen de Nicolás Maduro, quien desde Caracas proclamó: “En Venezuela no va a entrar ningún soldado invasor”. Por su lado, Guaidó dijo que el bloqueo “es una reacción absurda de un gobierno al que no le interesa el bienestar de los venezolanos”.

El 26 de enero, Guaidó había denunciado que al menos 300.000 venezolanos pueden morir de hambre y desnutrición en su país. Y anunció que pronto llegaría ayuda para enfrentar la crisis de Venezuela, donde la hiperinflación y la escasez de alimentos y medicinas obligaron a emigrar a tres millones de personas desde 2015.

Estos envíos llegarían desde Cúcuta en Colombia, la isla caribeña de Curazao y la ciudad fronteriza brasileña de Pacaraima. Varias toneladas de alimentos y medicinas fueron enviados por Estados Unidos en avión, como confirmó Kevin Whitaker, el embajador estadounidense en Colombia. “Llegaron varios aviones y vendrán más, son civiles”, dijo ayer Whitaker en la base colombiana Fuerte de Tolemaida, en el centro del país.

Desde Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo escribió en Twitter que “el pueblo venezolano necesita desesperadamente ayuda humanitaria, Estados Unidos y otros países están tratando de ayudar pero el ejército de Venezuela a las órdenes de Maduro está bloqueando la ayuda”.

También protestó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, quien está en Washington para reunirse con autoridades de la OEA y el Departamento de Estado. “Impedir que entre la ayuda humanitaria a Venezuela es un crimen”, dijo Trujillo.

El canciller brasileño Ernesto Araújo, quien también se reunió ayer en Washington con Luis Almagro (secretario general de la OEA), dijo que Brasil está diseñando la logística necesaria para los envíos de ayuda a Venezuela. En la ciudad fronteriza brasileña de Pacaraíma viven ahora más de 70.000 emigrantes venezolanos.

Mientras tanto, en el puente Tienditas el legislador opositor Franklin Duarte (de la fronteriza provincia venezolana de Táchira) aseguró que el bloqueo fue ordenado por Maduro y su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. En la noche del martes había llegado hasta el puente un convoy de vehículos de la colombiana UNGRD (Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres) para manejar la distribución de esta ayuda humanitaria. Eso provocó el bloqueo, aseguró el legislador Duarte.

Sobre el puente, se podía ver ayer una reja improvisada con alambres de construcción y vigas metálicas. Atravesados sobre el asfalto, se veían un remolque cisterna de combustible y dos contenedores. Duarte aclaró que las medicinas y alimentos no se entregarán a nadie en el puente y pidió “estar atentos” a lo que diga Guaidó. “Estemos atentos sin caer en la desesperanza”, dijo.

Casi todos los países de la Unión Europea, junto a Estados Unidos y la mayoría de los países latinoamericanos, reconocieron a Guaidó como presidente interino de Venezuela. A fines de enero, Estados Unidos anunció que ayudaría a Venezuela con veinte millones de dólares en medicinas y alimentos. El 4 de febrero, Canadá anunció otra ayuda por valor de 39 millones de dólares.

Guaidó ha dicho que estos envíos de ayuda humanitaria son “una prueba” para los militares de Venezuela. En manos de esos militares está la decisión final. Tendrán que optar entre obedecer Maduro o permitir que la ayuda llegue a destino.

Fuente: agencias AP, EFE, AFP

Publicaciones Relacionadas

Un nene se salvó milagrosamente de ser aplastado por una palmera

Editor

Nueve de cada diez personas en el mundo respiran aire contaminado

Editor

Trump dice ahora que quiere a inmigrantes “de todas partes”

Editor
WhatsApp chat