FM LITORAL
Argentina

Dólar: cómo funcionará el nuevo experimento del Central en 5 pasos

El Central se compromete a mantener el tipo de cambio dentro de una franja que se definió para el arranque entre 34 y 44 pesos. Sin embargo, el piso y el techo se actualizarán diariamente. Los detalles del nuevo sistema.

 

El Banco Central decidió implementar un esquema de bandas de flotación cambiaria inédito en la Argentina. La entidad se compromete a mantener el tipo de cambio dentro de una franja amplia, que se definió para el arranque entre 34 y 44 pesos, es decir una brecha de casi 30%. Además el piso y el techo fueron fijados prácticamente a una distancia similar en relación al tipo de cambio mayorista, que ayer cerró a $38,50.

El objetivo en el corto plazo al menos es reducir la intervención del Central y sobre todo la discrecionalidad para manejar el tipo de cambio.

 

 

 

¿Cómo funcionará este novedoso sistema de bandas cambiarias?

1. El Central no intervendrá en el mercado cambiario en la medida que la divisa se mueva dentro de estas bandas de flotación. Esto quiere decir que no saldrá a vender reservas si, por ejemplo, supera los $40 como pasó hasta hace pocos días. En cambio, si podría salir a vender o comprar en el mercado de dólar futuro, ya que eso no implica usar divisas. A fin del período, esos contratos se pagan o se cobran en pesos. En la medida que se mantenga en las bandas definidas entre $ 34 y 44 el dólar flotará con libertad, sin que intervenga el BCRA.

2. Cuando toque el techo o piso de la banda, el Central tiene el compromiso de intervenir. Si la divisa llega a los $44, entonces la entidad se compromete a vender divisas para evitar que supere ese nivel. De la misma forma, en caso de que el tipo de cambio caiga a $34, allí el BCRA debería salir a comprar dólares y por ende inyectando pesos. Claro que según aclaró el propio Sandleris, esa intervención estará limitada a no más de $ 150 millones diarios. Se trata de un arma de doble filo. En la medida que el dólar se mueva lejos de las bandas, el Central no interviene tal como desea el Fondo. Pero cuando se acerque al techo seguramente podría desatarse una ola de compras para saber cuánto realmente está dispuesto a vender la autoridad monetaria. Y esto en perspectiva podría aumentar la vulnerabilidad de la entidad.

3. El piso y el techo de la banda se actualizarán diariamente, a un ritmo del 3% mensual. Esto quiere decir que si el esquema empieza a regir hoy, dentro de un mes el nuevo techo de la banda de flotación se ubicará $45,3 y ése es el nuevo nivel al que se compromete a intervenir el Central. No está claro por cuánto tiempo se mantendrá este ajuste mensual de las bandas, aunque se aclaró que será sólo hasta fin de año. En la medida que la inflación baje, también se reducirá ese 3% de incremento mensual de aumento para el piso y techo de la banda.

4. La meta de «emisión monetaria cero» también es clave para lograr el equilibrio cambiario. Al secar aún más la plaza de pesos para adelante, se supone que habrá aún menos posibilidad de generar una nueva corrida cambiaria. Pero esto es siempre relativo, ya que en un escenario de incertidumbre también pueden salir pesos de los plazos fijos para comprar divisas. Se supone que al no haber emisión y con una mercado que tendrá pocos pesos, al menos en el corto plazo la tasa de interés se mantendrá muy alta. Esto tendrá efectos recesivos, pero tendría a favor que hay más chances de equilibrar el mercado cambiario.

5. El objetivo implícito del nuevo esquema es reducir la participación del Central en el mercado cambiario. Una de las preocupaciones del FMI es que los dólares que desembolsará (del acuerdo total por USD 57.000 millones) terminen utilizándose para estabilizar el dólar en vez del objetivo primordial, que es brindarle recursos al Gobierno para que pueda hacer frente a los vencimientos de deuda. De esta forma, con un dólar muy alto como nuevo techo, se supone que resulta suficientemente alto como para no tener la necesidad de intervenir. «Un dólar a 44 pesos implicaría el mismo tipo de cambio real del 2003, no tiene sentido», fue lo que expresaron funcionarios del palacio de Hacienda a un grupo de periodistas al presentar el Presupuesto 2019.

 

 

Fuente: Infobae

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

ANSES incorporó nuevas funciones en las terminales de autoconsulta electrónica

Editor

Macri: “Si la elección la ganábamos nosotros, el dólar seguía a $45”

Editor

ARA San Juan: imputaron y citaron a indagatoria a tres jefes de la Armada

Editor
WhatsApp chat