FM LITORAL
Entrevistas

Comienza el juicio al ex ministro De La Rosa

En FM Litoral, el abogado defensor Leopoldo Lambruschini, habló sobre la apertura del juicio que tiene como acusados a seis dirigentes de UPCN y al ex ministro de salud de la provincia. Sobre las imputaciones que se le endilgan dejó en claro que el ex funcionario nada tiene que ver con los supuestos hechos.

 

 

“Hay varios imputados y son varios los hechos que se juzgan. Concretamente al doctor De La Rosa se le imputa un hecho que el ministerio público fiscal entiende que son acciones agravadas por una llamada telefónica”, sobre esta causa el abogado aclara que “ese hecho no reviste relevancia jurídico penal o sea que no es delictivo”.

Sobre el segundo hecho dijo “que lo que se se le imputa tiene que ver con supuestas coacciones que realizan estos miembros de UPCN el día miércoles pero el doctor De La Rosa no toma ninguna participación en ese hecho tal es así que cuando supuestamente ocurrió el miércoles 7 en Diamante el doctor estaba en Paraná”.

Por otra parte aclaró que el tiempo del juicio no está establecido pero que en la semana, más específicamente “el viernes serían los alegatos”.

 

 

Seis dirigentes de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), entre ellos el actual miembro del directorio del Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), Fabián Monzón, y el exministro de Salud, Ariel de la Rosa, se sentarán desde este lunes en el banquillo de los acusados, en el inicio de un juicio oral en el que están acusados por los delitos de coacciones y resistencia a la autoridad.

 

Además de De la Rosa y del dirigente Fabián Monzón, al juicio irán Zunilda Suárez, José Zarza, Guillermo Barreira, Carina Domínguez y Noemí Ester Santamaría. Todos se sentarán frente a un tribunal conformado por los jueces Alejandro Grippo, Pablo Vírgala y Alejandro Canepa. A De la Rosa lo asistirán en la defensa Julio Federik y Leopoldo Lambruschini, en tanto que el resto de los acusados son representados por Marcos Rodríguez Allende.

El caso se  abrió a principios de junio de 2017 luego de que la directora del Hospital Colonia de Salud Mental de Diamante, Noelia Trossero, denunciara aprietes y amenazas por parte de dirigentes y del entonces ministro, para que reincorpore a la enfermera y delegada de UPCN, Yanina Migueles. Tras quedar imputado en ese escándalo, De la Rosa renunció.

 

La enfermera Migueles, después, renunció a su cargo.

Todo comenzó a comienzos de junio de 2017, en Diamante, cuando De la Rosa, siendo todavía ministro, acudió a los Tribunales. Ante los fiscales Gamal Taleb y Laureano Dato negó haber incurrido en alguna figura delictiva cuando le pidió a la directora de la Colonia de Salud Mental de Diamante, Noelia Trossero, que volviese atrás con una medida adoptada con una enfermera del nosocomio.

A De la Rosa la Fiscalía de Diamante le imputó dos hechos: coacción agravada por haber amedrentado a Trossero, en forma telefónica, comunicación que la funcionaria escuchó con el celular en altavoz en presencia de testigos, para que diera marcha atrás con una resolución que adoptó y que supuso la baja de una suplencia extraordinaria a una delegada de UPCN. Se trata de la enfermera Yanina Migueles, quien, según Trossero, tiene dos investigaciones abiertas en el Ministerio de Salud, una por administrar medicamentos en forma errónea a los pacientes alojados en la Colonia de Salud Mental.

Eso ocurrió el martes 6. El miércoles 7, cinco dirigentes de UPCN, gremio que fue soporte de De la Rosa en Salud, viajaron a Diamante y presionaron a Trossero para que cumpliera la orden del exministro, que le había impuesto recontratar a la enfermera Migueles. En medio de un escándalo, el secretario adjunto  del sindicato, Fabián Monzón, quien es uno de los siete directores del Iosper, José Zarza, Guillermo Barreira, la secretaria gremial Carina Domínguez y la dirigente Zunilda Suárez provocaron una batahola en el hospital diamantino que obligó a la intervención de la Policía.

Los cinco terminaron en la cárcel, con prisión preventiva. El viernes 9 hubo una audiencia en los Tribunales de Diamante. Entonces, el juez de Garantías, Julián Vergara, les impuso 15 días de prisión preventiva domiciliaria a Monzón, Zarza y Barreira; Domínguez y Suárez fueron puestas en libertad.

El viernes 9, ocurrieron dos hechos: la Justicia imputó a De la Rosa por los hechos que protagonizaron los dirigentes de UPCN, y además el exministro presentó su renuncia al cargo.

Para Monzón y Barreira, los fiscales adelantaron que solicitarán la pena de un año y medio de prisión. En tanto, para el ex ministro De la Rosa, Zarza, Domínguez, Santamaría, y Suárez, imputados por coacciones agravadas, pedirán 7 años y 6 meses de prisión.

El fiscal Jorge Gamal Taleb, que llevará la acusación junto a Laureano Dato, explicó de los siete que se sentarán en el banquillo, “cinco están imputados por el delito de coacciones agravadas, que es un delito que tiene escala penal elevada, con un mínimo de 5 años y un máximo de 10 años”. Las otras dos personas, están acusadas de resistencia a la autoridad y amenazas.

 

“Las penas que se adelantaron que se van a pedir son estimativas -aclaró el fiscal-. Eso está sujeto al resultado del debate, que es cuando se valora con mayor amplitud tanto la comisión del hecho como las calificaciones legales y las circunstancias que pueden agravar o volver más leve la sanción”.

Taleb dijo que la causa de Diamante no tiene punto de comparación con el juicio que enfrentaron 14 dirigentes de UPCN por una situación ocurrida en el Hospital Santa Rosa, de Villaguay, y de la cual fueron absueltos. “Son situaciones totalmente distintas, tribunales distintos y sobre todo, entendemos que hay una mayor intensidad no solo en los elementos de prueba sino en la contundencia de cómo vivió la directora de la Colonia de Salud Mental de Diamante. No resto importancia a lo que resultó en Villaguay”, apuntó.

El lunes es considerado el día clave para la Fiscalía. “En total, están propuestos 29 testigos por la Fiscalía -agregó Taleb-. Y también va a ser clave cuando declare el perito FernandoFerrari, que transcribió los mensajes encontrados en los teléfonos secuestrados. Tuvo acceso a las llamadas y conversaciones que se hicieron esos días”.

“Los mensajes encontrados en esos teléfonos demuestran la organización previa que hubo, de ir a Diamante para lograr un determinado fin, que era la reincorporación de una delegada gremial de UPCN”, puntualizó.

 

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

José Antonio Artussi: ‘Entre ríos es la provincia con mayor carga tributaria del país’

Editor

Stella Calloni presentó ‘Mujeres de Fuego’

Editor

Las empresas de transporte urbano solicitan un boleto de $19

Editor
WhatsApp chat