FM LITORAL
Argentina

Carrió: “No estaba hablando mal de De la Sota, estaba hablando del narcotráfico en Córdoba”

Envuelta en la polémica por su exabrupto sobre Juan Manuel De la Sota, fallecido en septiembre del año pasado en un accidente automovilístico, la diputada Elisa Carrió se defendió diciendo que “no estaba hablando mal” del exgobernador cordobés cuando dijo que “gracias a Dios se murió De la Sota”.

 

 

En su paso por la provincia, donde viajó para apoyar la candidatura de Mario Negri, la socia de Cambiemos pronunció la muy desafortunada expresión, de la cual tuvo que pedir disculpas -lo hizo por Twitter- ante el claro enojo de la familia del exmandatario. Pero este miércoles, mientras en la sesión en Diputados se realizaba un homenaje al expresidente Raúl Alfonsín, Carrió contestó a las críticas. Todavía no habían comenzado las cuestiones de privilegio cuando la diputada Victoria Donda (Somos) hizo mención al episodio ocurrido 24 horas atrás en la provincia mediterránea.

Al sentirse aludida, ya que Donda la cuestionó además por estar “durmiendo” en la banca, la diputada de la CC-ARI justificó su ausencia en el recinto días atrás porque estuvo “con certificado médico”. “Pero no importa la enfermedad, yo no soy víctima. Tengo la gracia de Dios, como la tenemos todos, vivos y muertos”, comenzó.

“Como yo creo en Dios, quizás los otros no me entiendan cómo pienso, por eso me cargan a mí. Pero esto es de Dios. Sí, yo soy creyente y ustedes no me entienden… yo no estaba hablando mal de De la Sota, porque incluso lo conocí. De lo que estaba hablando es del narcotráfico en Córdoba y ahí todos se callan, y ¡nadie habla de cómo está expandido el narcotráfico en la provincia de Córdoba!”, argumentó Carrió y desató los gritos de la oposición.

Continuó diciendo que “es cierto” que ella tiene “desestabilidad emocional desde los dos años”. “Cuando me fui de mi casa mi padre dijo ‘esta chica es ingobernable’. Así que no tienen que decirlo más, ya lo dijo Aníbal Fernández, lo dijeron todos, lo dijo (Ricardo) Alfonsín. Porque cuando uno no obedece a los hombres está loca”, aseveró.

La legisladora retomó entonces sobre el homenaje a Alfonsín, para recordar que en junio de 2001, cuando renunció al Comité Nacional de la UCR, ella le dijo al expresidente: “Mire doctor, si usted se saca los corruptos del partido yo me quedo. Si usted los deja a los corruptos yo me tengo que ir, porque no voy a ser mascarón de proa de los que roban en el radicalismo”.

Interrumpía parada a los gritos la diputada Araceli Ferreyra, cuando Carrió le respondió: “Deje de hablar, si después me puede decir de todo”. Y siguió contando la anécdota, en la que, según su relato, Alfonsín le dijo “andá no más hija, ya nos vamos a volver a encontrar”.

“Este homenaje lo hice en nombre de mi padre y no en nombre mío y es una gracia de Dios que ustedes me acusen. ¿Saben por qué? Porque que ustedes me acusen es mayor gracia que puedo tener. Su acusación me hace llevar unos puntos para el cielo”, concluyó.

Previamente, el homenaje al expresidente se había desmadrado justamente cuando la líder de la CC-ARI intervino. “A veces me odiaba, a veces me abrazaba, pero finalmente estuvimos todos juntos, con Marcelo (Stubrin), con Jesús (Rodríguez) el día de su muerte. Su mano era lo más tierno que había en la política argentina. Te enternecía… la política ha perdido esa empatía”, sostuvo.

Fue entonces que reaccionó Cecilia Moreau, quien enfatizó que Carrió “no vino acá a homenajear a Alfonsín; vino a tratar de remendar la tremenda metida de pata que se mandó en Córdoba”. Pero además, la massista acercó su celular al micrófono e hizo escuchar “lo que Alfonsín pensaba de Carrió”, uno de sus últimos discursos en los que definió a ‘Lilita’ como “enemiga de la Unión Cívica Radical; de lo peor que se pueda pedir en cuanto enemigo, porque es hipócrita”, publicó Parlamentario.

Y más tarde fue el turno de Victoria Donda, que tras hacer una reivindicación de Alfonsín, manifestó: “Hoy me da un poquito de vergüenza ser parte de este Congreso Nacional, donde hay una diputada, la doctora Carrió, que en este momento está durmiendo en su banca, o acostada, y la verdad es que Carrió, te quiero decir: me da vergüenza compartir un recinto y estar sentada con una mujer que se mofa de la tragedia de la vida de un argentino que, con diferencias o no, también peleó por la democracia, como el señor De la Sota”.

“Carrió nos puede dar vergüenza, pero nosotros no podemos dejar que se bastardee la política”, agregó, para pedirle luego “perdón en nombre de la dirigencia a las hijas del doctor De la Sota, a la familia… ¡Y les voy a pedir yo perdón, porque acá no hay nadie que tenga el valor, quienes son parte de ese espacio político, para decir que lo que dijo Carrió es una barbaridad!”.

 

 

 

 

Publicaciones Relacionadas

Murió el humorista Gabriel Pinto, alias «Tuqui»

Editor

Se triplicó el consumo de alcohol y marihuana en adolescentes: Hay preocupación

Editor

Otra tabacalera aumenta sus precios un 6%

Editor
WhatsApp chat